miércoles, 14 de septiembre de 2016

Amor frágil.Capitulo 3


Capítulo 3

Evelyn y sus amigas fueron testigos del escándalo que desató  la aparición de la  hija ilegitima de Juan Linares.Todo resultó como lo habían planeado y sólo quedaba la reunión en Inversiones del sur esa misma tarde.
—¿Listas niñas? —preguntó Milagros.
—¿Vas a ir así? —preguntó Lujan riendo.
Las tres amigas eran tan distintas en carácter como en apariencia.Evelyn era una mujer alta y esbelta con una elegancia natural,sus cabellos era negros a juego con sus ojos.Luján por su parte era ,según Milagros, una “barbie con cerebro”.Rubia con ondas que le llegaban a la cintura y unos profundos ojos verdes.Era tan alta como Evelyn lo cual Milagros envidiaba en muchas ocasiones.
—Milagros ¿Cómo vas a ir vestida de rojo? Ese vestido es demasiado…
Evelyn pensaba que su amiga quería que la vieran como una mujer y no como la niña que había sido.Milagros poseía una piel morena y cabello marrón ondulado.Sus ojos almendrados mostraban obstinación en ese momento moviéndose inquieta.Ella siempre usaba zapatos de por lo menos diez centímetros ya que apenas llegaba al metro cincuenta y no le gustaba ser bajita.
—Demasiado nada.Me encanta el rojo y este vestido.Ya vamos.
El vestido rojo era una belleza en verdad pero Evelyn pensababa que era demasiado para una reunión de negocios.No es que fuera atrevido ni nada pero no le daba un buen presentimiento.
Una hora después llegaban a las oficinas que tiempo atrás fuera su lugar de trabajo y acompañadas de dos guardaespaldas  por insistencia de Milagros.Asimismo su equipo de abogados estaba presente.Una secretaria las condujó a la sala de juntas.
—Pasen por favor.Los están esperando —dijo al joven.
De pronto el tiempo pareció detenerse cuando su mirada se chocó con la de Adrian que estaba junto a Juan y como era de esperar el primero en reaccionar fue Adriel.
—¿Qué diablos hacen aquí? —gritó acercándose a Milagros.
Los guardaespaldas reaccionaron y lo alejaron pero ella sólo dio comienzo al juego.
—Tranquilos —dijo apartando a los hombres.
—¿Qué hacen aquí? —preguntó  de nuevo furioso.
—Vengo a tomar posesión de las acciones de mi difunto esposo —dijo suavemente con un tono que Evelyn conocía muy bien.
—¿Qué significa esto Milagros? —preguntó Juan Linares.
—Contigo también tengo cuentas que saldar  —dijo sonriendo.
—Maldita seas —dijo Adriel.
Evelyn sabía que Milagros se estaba conteniendo pero no fue por mucho tiempo.Sin que nadie lo esperará se acercó más a Adriel y le dio una bofetada.
—No seas insolente Adriel.Guarda los insultos para más tarde los vas a necesitar —dijo ella.
—Señores por favor mantengamos la calma —dijo Evelyn—.Será mejor sentarnos y hablar como personas civilizadas.
Todos se sentaron y las presentaciones estuvieron a cargo de ella.
—Mi nombre es Evelyn Morales y soy representante legal de la señora —dijo mirando a su amiga—.Señores quiero presentarles a Milagros Granados,la viuda de Lorenzo Granados.
—Eso no puede ser —dijo Adriel.
—Como abogada de la señora Granados puedo proporcionarles los papeles que acreditan la identidad  de mi clienta—dijo Evelyn.
—Milagros Granados —dijo Juan.
—Tú pediste la prueba de paternidad —dijo Adriel levantándose abruptamente.
—Si hermanito —dijo Milagros.
Evelyn tenía un nudo en la garganta.Hasta el momento Milagros se encontraba razonable pero no contaba con mantenerla quieta mucho tiempo.¿Qué diablos haría?.Y cómo si no fuera suficiente Adrian la miraba intrigado desde su lugar en la mesa.
—Señora Morales debe de entender que la situación es muy especial —dijo Adrian.
Conocía esa postura a la perfección de señor respetable  y aunque se moría de ganas de decirle unas cuantas cosas esperaría con calma su oportunidad.Adrian no escaparía a la venganza fuera la que fuera.

1 comentario:

  1. Me gusta Milagros mujer de armas tomar, jaja. Gracias Dani por la actualización, la historia esta llena de intriga y me tiene super enganchada, Besos y espero el próximo comiéndome las uñas.

    ResponderEliminar