viernes, 16 de septiembre de 2016

Amor frágil.Capítulo 4


Capitulo 4
Una vez que todos los papeles acreditaron que Milagros era la propietaria del cincuenta por ciento de Inversiones del sur las cosas se salieron de control.Evelyn supo el momento exacto en que su amiga perdió el control.
—Bueno ahora que por fin todo está claro los abogados pueden marcharse—dijo Milagros levantándose —.Tenemos asuntos personales que tratar con el señor Linares.
Los hombres asintieron y se marcharon de la sala obedientemente.Juan,Adriel y Adrian la miraban sorprendidos.
—A esta hermosa reunión de viejos amigos falta alguien ¿Dónde está Genaro? —preguntó Milagros.
Evelyn pudo observar la reacción de Lujan quien había amado al abogado.Los dos hombres manejaban el marco legal de la empresa y las amigas encontraron imposible no enamorarse de ellos.Aunque el caso de Lujan era distinto que su amor era prohibido.Genaro era casado.
—No veo razón por la cual…
—No estoy preguntando tú opinión Adriel.Simplemente  él tiene que estar presente.
Las miradas que se dedicaban eran asesinas y Evelyn sólo tenía ojos para Adrian.Adriel tomó el celular y en cuestión de minutos Genaro entraba en la sala de juntas.
—Adriel aquí estoy —dijo él.
—Genaro la señora Granados vino a tomar posesión de las acciones de Lorenzo y como podrás deducir ella es quién pidió el ADN a mi padre.
—Muy conciso y para que la reunión no sea aburrida les traje un video que en pocas horas será de esos que se hacen virales —dijo poniéndose de pie y entregó un iPad a Genaro.
El abogado puso el video en la pantalla de presentaciones  y la sala se quedó en silencio.Juan Linares no salía de su asombro y su rostro se volvía más pálido cada segundo.Miró a su hija con una súplica en su mirada.
—Un video muy educativo señor Linares ¿No piensa lo mismo?.
—Hace cinco años creyeron lo que la señora Campos les dijo y nos despidieron haciendo nuestra vida un infierno —dijo Evelyn.
—Como verán Melisa confiesa con detalles cómo llevo a cabo el engaño y lo fácil que fue convencerlos —dijo Lujan.
—Toda la prensa del país tiene esto —dijo Milagros tirando el iPad en dirección a Juan—,y en estos momentos saben la clase de mujer que es Melisa.Ahora sabrán quién es en realidad Juan Linares.
—Hija yo…
—No te atrevas a llamarme hija desgraciado —dijo totalmente fuera de control.
—Mide tus palabras o no respondo  —dijo Adriel acercándose a ella.
—¿Y qué vas a hacer? Ya hiciste bastante cuando no permitiste que nadie nos diera trabajo.Nos cerraste todas las puertas infeliz —dijo dándole otra bofetada.
Está vez Adriel la tomó del brazo pero de inmediato Adrian y Genaro los alejaron.
—Milagros por favor —dijo Evelyn.
—Esto es sólo el principio —dijo ella—.Mi querido padre  estás avisado—dijo mirando a Juan  —.Y ustedes tres tendrán otro tanto —dijo mirando a Adriel y sus amigos.
Las tres mujeres salieron con Milagros a la cabeza.En el pasillo  Evelyn se acercó a Adrian y le susurró al oído.
—Te espero mañana a las nueve —dijo regalándole una sonrisa deslumbrante.
Adrian miraba intrigado el papel con  la dirección mientras trataba de recuperar el aliento.Una vez que las puertas del ascensor se cerraron Evelyn abrazó a sus amigas.
—Estuviste genial —dijo secando las lágrimas de Milagros —.Tú también Lujan —dijo tomando su mano.

Ellas asintieron y supo que eso no era más que el comienzo de una larga lucha.Ahora era el momento de ser fuerte por sus amigas y prepararse para enfrentar a Adrian.

1 comentario:

  1. Creo que como Laura, Milagros sera mi consentida, aunque no voy por la violencia a veces un par de sopapos ayudan, jaja. Gracias Dani por la actualización, me muero por conocer por fin la historia de Evelyn

    ResponderEliminar