miércoles, 20 de julio de 2016

Máscara veneciana.Capítulo 16



Capitulo 16



Ben la llevo a la habitación pero no sabía que hacer.Allegra apenas estaba despierta pero en cuanto la dejara en la cama se despertaría.Para su sorpresa ella abrió los ojos y lo miró.

No digas nada solo quédate en nuestra habitación―él no dijo nada se acostó en la cama y la abrazó.

Allegra se volvió a dormir pero Ben no conciliaba el sueño.Se reprochaba su actitud hacia ella.Media hora después el sueño llegó a su cuerpo, dejaría de lado su orgullo y todos sus miedos.Allegra se merecía saber la verdad sobre sus sentimientos.

La lluvia despertó a Allegra y se removió en la cama despertando así a Ben.Cuando sus miradas se encontraron el fuego surgió en ellos pero ella no se dejaría lastimar nuevamente por el.Bruscamente se irguió sobre la cama y le dijo.

―Lorna llego hoy por la tarde y ya esta instalada.Tu nueva habitación esta lista―hizo el intento de irse de la cama pero Ben no la dejo.

―Me alegra que haya venido es muy importante para mí.Pero en cuanto a mi nueva habitación no la ocupare mi lugar está aquí contigo.

―No fue eso lo que dijiste anoche―desvió su mirada antes de que viera sus lágrimas pero era demasiado tarde.

―No llores princesa se me parte el alma.Tengo que decirte muchas cosas para que entiendas mi reacción y espero puedas perdonar.

―No sé si quiero escucharte―sonaba como una niña malcriada y eso hizo sonreír a Ben.

―Sé que no merezco que me escuches pero tenemos que hablar.Anoche cuando hicimos el amor las cosas que sentí me colmaron. Fue como un río que se desbordo y eso para un hombre como yo no es bueno

―¿Por qué?

―Allegra tú creciste rodeada de amor y cuando tuviste problemas ahí estaban tus padres y tú mejor amigo pero para mí fue distinto.Crecí en internados, la única persona que me dio amor fue Lorna.

―¿Y tus padres?.

―Mis padres se casaron por conveniencia no se amaban ni hicieron el intento de probar si su matrimonio funcionaba.Mi nacimiento fue la gota que colmó el vaso.Pero no puedo quejarme siempre que estaba en casa Lorna me trataba como a un hijo y me resigne en cuanto a mis padres.

―Debió de ser muy duro para ti―seguía sin poder mirarlo.

―Lo fue pero cuando fui a la universidad hice amigos y empecé a labrarme mi propio futuro.En el plano amoroso era un fracaso, las mujeres solo se me acercaban por mi apellido.Luego te conocí esa noche y mi vida cambio.

―¿De qué manera?

―Sentí una conexión especial esa noche pero tú pusiste las reglas. Sólo me limite a seguirlas.Después vino la muerte de mis padres y las obligaciones con las empresas.Volví a buscarte y jamás te encontré pero el destino tenía otro planes ¿No crees?.

―Definitivamente fue el destino―Allegra no pudo contenerse más y lo abrazó―.¿Por qué te apartaste de mi así?.

―Son estas emociones princesa me alteran.Me haces sentir de una forma que me da miedo.Te lo dije antes yo no soy así, ni en mis negocios ni en mi vida personal.

―Bueno supongo que es culpa mía.Te advertí que tendrías que compensarme por los cinco años sin ti―sonrió y volvió a besarlo.

―Solo te pido que lo entiendas.Cuando pienso como le hable a tus padres o como trate a Grayson…

―Ben quizás ese seas tú verdaderamente.Hasta ahora tu vida era ordenada y tranquila seguro no esperabas las cosas que pasaron entre nosotros.Yo tampoco las esperaba pero no voy a mirar a un costado y no es solo por Alessandro.

―Pero esa es la razón por la cual te vas a casar conmigo.

―Eso lo dije para herirte como tú me heriste―una lágrima cayó empapando el rostro de Allegra. ―Tenemos que hablar pero ahora solo quiero hacerte el amor y al diablo con mi cordura―ella sonrió.

―Bien porque yo la perdí hace cinco años.

Se abrazaron desesperadamente y ambos perdieron noción del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario