martes, 3 de enero de 2017

Amor frágil.Epílogo

Gracias Malu y chicas del blog,no tengo palabras para agradecer su amistad y sinceras palabras.Espero les guste el final y a prepararse que Milagros se toma unas cortas vacaciones y vuelve con todo besos




Epílogo

Evelyn se desperezó en la cama y Adrian sonrió de placer.

―Pareces una gatita ―dijo besando su cuello y el aire de la habitación se lleno de sensualidad.

―Te amo ―declaró ella con los ojos cerrados―.Hazme el amor de nuevo.

―Te amo ―dijo él tomando el rostro de su esposa.

Descontrolados por la pasión Evelyn sintió desmayarse de placer en algunos momentos.Ahora le parecía tan lejano todo el dolor de semanas atrás pero era el momento exacto de seguir adelante con el hombre que amaba.

―Creo que perdí el conocimiento ―dijo ella riendo.

―¿Crees? Yo sé con certeza que lo perdí ―dijo él y ambos rieron.

―Debo confesarte algo ―bromeó Adrian.

―¿Qué? ―preguntó ella siguiéndole el juego.

Esa era una nueva parte de su relación que hasta entonces no habían tenido ya que no sólo eran una pareja casada sino también amigos.

―Te amo.

―¿Esa es tú confesión? ―dijo riéndose.

―Mujer maliciosa no te burles de mi.Aprenderás a respetarme.

Los días pasaron en una nube de felicidad total.Mientras Milagros seguía haciendo de las suyas en contra de Isabel y Melisa.Había sacado la artillería pesada y todos los medios tenían información jugosa y escandalosa sobre el pasado de las mujeres.De vez en cuando sacaba algo de Adriel pero eran solo tonterías para molestarlo.

Milagros parecía muy tranquila lo cual ponía nerviosos a todos y ella disfrutaba viéndolos desconcertados.Una tarde la joven les pidió que fueran solas a la ciudad para hablar.

―No pasa nada chicas, es la época supongo.Ya falta poco para Navidad y quiero que estemos todos juntos aquí en mi estancia.

―¿Qué planes tienes con respecto a Inversiones del sur? ―preguntó Evelyn.

―Voy a quedarme en la estancia hasta enero después me tomaré unas largas vacaciones con mi familia―dijo sonriendo.

―Milagros no hagas locuras ―dijo Luján.

―¿Yo? Pero chicas si estoy muy tranquila.Tengo planeado viajar a Italia , Juan tiene una casa allí y quiere alejarse de Buenos Aires un tiempo.Adriel también viene.

―Estás jugando con fuego Milagros.Todos sabemos que Adriel está detrás de ti.

―Por ahora solo quiero descansar amigas, me ocupare de él más adelante.

―¿Lo sigues queriendo? ―preguntó Luján.

―¿Cuándo diablos deje de hacerlo? ―dijo ella sonriendo tristemente―.Pero eso no cambia nada.Tengo que alejarme pero no quiero dejar a Juan solo y tampoco quiero alejarme de Adriel.Mi venganza sigue en pie con respecto a él pero veremos en qué termina.Tengo la sensación de que el tiempo arreglara algunas cosas.Y otras las empeorare yo misma―dijo riendo.

―No sé que decirte.Tienes tus razones pero si sigues amando a Adriel, lucha por él.No sale con nadie ni tiene un pasado como el cobarde de Genaro―dijo Luján.

―Ahí hay demasiados secretos Luján,no todo es lo que parece pero no voy a arruinarte las sorpresas que te esperan,a menos que sea necesario―dijo Milagros.

―Mereces ser feliz.Aunque no tienes un pasado sentimental como nosotras,todos sabíamos que tarde o temprano terminarías con Adriel.Él era tan protector contigo,no entiendo cómo termino así.Debes olvidar el pasado.

―Ya me había olvidado de cómo era él conmigo, lo enterré todo en mi cabeza.Aquello me parece tan lejano ahora y no sé si tendrá solución o si tenga fuerzas para luchar por ello. El pasado es el pasado divinas pero hay días que vuelve con mucha fuerza y estoy cansada.Todavía no perdone a Juan pero ya que tengo un padre mejor aprovecharlo y la familia Linares quiere conocerme.Igual no se preocupen que tengo material para más maldades a mi regreso.

―Trata de descansar y no pelees tanto con Adriel ―dijo Evelyn.

―No prometo nada.Ahora tomemos un té con brownies ―dijo Milagros.

Las tres disfrutaron de la tarde en un exclusivo café situado en la Capital donde el entorno verde invitaba a relajarse y olvidar.

―Mañana es tú cumpleaños Luján.Ya lo tengo todo planeado.La fiesta será un éxito.

―Milagros no tenías que hacerlo pero gracias siempre estás pendiente de nosotras ―dijo Luján abrazándola.

―No es nada.Cambiemos de tema que estoy intrigada ¿Cómo fue la reconciliación con Adrian? ―preguntó Milagros divertida.

―Deberías saberlo ya que tú organizaste todo ¿No?

Las tres amigas rieron y Evelyn les contó todos los detalles.

―Por lo visto aprendió de sus errores ―dijo Luján ausente pensando en su relación con Genaro.

―Las cosas nunca son fáciles Luján.Mira todo lo que sucedió desde que llegamos a Buenos Aires, las cosas cambiaron.Evelyn no se vengó, yo estoy perdonando a Juan.Adriel está en reposo digamos, ya le tocará su turno.Quizás deberías hablar con Genaro.

―No ―dijo tajante.

―Bueno traté de ser amable pero no hay caso.Te doy hasta marzo de 2017 si no hablas con él pues te vas preparando ―amenazo dulcemente Milagros.

―Milagros por favor…―suplicó ella.

―Ya dije lo que tenía que decir.Vamos a terminar aquí y después a mimarnos con algunas compras.

Horas después todos sus amigos estaban festejando el cumpleaños de Lujan.

―Feliz cumpleaños ―dijo entregándole un regalo a su amiga.

―Gracias ―dijo ella abrazándola emocionada.

Lujan empezaba a sentir los efectos de tener tan cerca a Genaro debido a que era amigo de Adrian.

Como siempre Milagros hizo una entrada espectacular vestida de rojo pero esta vez acompañada de Juan y Adriel quien tenía cara de pocos amigos.

―Pobre Adriel ―dijo Adrian.

―Se lo tiene merecido pero igual de da pena ―dijo ella en respuesta y Evelyn asintió con la cabeza.

―Bueno traje el regalo más espectacular de todos.Feliz cumpleaños ―dijo entregándole un sobre a su amiga.

Lujan abrió el sobre y la miró de nuevo.Un viaje a Santa Cruz.

―Milagros…―dijo sabiendo que ese era el lugar donde Genaro también pasaría meses por causa de un negocio de Inversiones del Sur.

―Bueno basta de regalos ¿Dónde están mis sobrinos? Vine a despedirme.Nos vamos con mi familia a descansar a la estancia ―dijo cercándose a Juan y Adriel.

―Te vamos a extrañar ―dijeron sus amigas al unísono y todos rieron.

―Mentirosas.Descansen de mi porque cuando vuelva…―dijo riendo.

La tarde pareció pasar demasiado pronto y la hora de la despedida tuvo un sabor dulce ya que aunque era increíble hasta Milagros se comportó y eso le resultaba muy extraño a Evelyn.

―Deja de pensar ―susurró en su oído Adrian.

―Imposible Adrian.Tú viste a Milagros está muy tranquila.

―Enamorada y desconcertada diría yo.

―El viaje de Lujan…

―Espero puedan arreglar sus diferencias como nosotros.Te amo.

―Te amo y necesito que lo digas siempre ―dijo con lágrimas.

―Shh amor siempre lo escucharás.No llores.

―Lágrimas de felicidad hermoso ―dijo sonriendo.

―Te amo.

―Te amo ―dijo abrazada a Adrian.

Adrian pensó que la felicidad que disfrutaba era producto de un largo recorrido lleno de errores,obstáculos pero sobre todo mucho amor.Miró a Evelyn y ella no pudo reprimir una escurridizas lágrimas de felicidad por lo vivido.Recuperar al hombre que amaba después de cinco años era un sueño hecho realidad.Y no sólo recuperarlo sino que le dio un futuro para ella y sus hijos.El futuroles deparaba amor sin fin.

1 comentario:

  1. Querida Daniela antes que nada desearte lo mejor de lo mejor para este año, en cuanto a este epílogo, me morí, Milagros tranquila no lo puedo creer, jaja, hermosa historia me encantó, ya me estoy mordiendo las uñas para saber sobre Lujan y Genaro, un abrazo enorme, nos leemos en la próxima historia.

    ResponderEliminar