miércoles, 9 de noviembre de 2016

Amor frágil.Capítulo 15


Capítulo 15
Pasó al lado de la mujer y abrazó a su hijo para luego llamar a la niñera.
—Cuida a mi hijo mientras habló con la señora  —le ordenó ella pensando que después la despidiria sin piedad.
Una vez que subieron a la habitación del niño Evelyn miró a la mujer con ganas de matarla.
—¿Qué  demonios hace aquí?  —.Estoy esperando una respuesta Isabel.
—Vine a visitar a Adrian —dijo sonriendo.
—El no está por lo cual te pido amablemente que te retires y nunca más vuelvas a tocar  mi hijo.
Un silencio reinó en la casa hasta que la puerta retumbó de un portazo.Evelyn se dio vuelta y Milagros hizo su aparición.
—¿Qué diablos hace esta zorra aquí? ¿Por qué estaba cerca de mi ahijado? —dijo gritando y lo peor recién empezaba.
—Milagros Granados o mejor dicho Milagros Linares.Niña sólo vine a visitar a Adrian y a su familia.
—Milagros un comino.Yo voy a enseñarte a respetar la institución del matrimonio —gritó ella y se abalanzó sobre la modelo.
—Milagros no —gritó Evelyn pero era demasiado tarde.
Milagros cerro su puño y el golpe fue directo a la nariz de Isabel.
—No te vuelvas a acercar  a mi ahijado imbécil —dijo y como una gata con sus zarpas le dejo la cara marcada.
—Basta Milagros —decía Evelyn al borde de las lágrimas.

La pelea pareció parar cuando Milagros liberó a la modelo pero distaba mucho de terminar.
—A ver si ahora puedes seguir trabajando de modelito estúpida —y los golpes se reanudaron.
—Basta ya Milagros vas a matarla por Dios —suplicaba Evelyn pero su amiga estaba cegada.
En medio de esa locura hicieron su aparición Adrian y Adriel.Milagros había tirado a Isabel al piso y seguía luchando.
—Por favor tienen que separarlas —dijo llorando ella.
De inmediato Adriel tomó por la cintura a Milagros quien se removió como una fiera para escapar.
—Suéltame que voy a matarla —dijo ella.
—Casi lo haces pequeña —dijo Adriel sin soltarla.
—Hay que llamar a una ambulancia —anunció Adrian que se arrodilló para ver cómo se encontraba Isabel  mientras marcaba en su celular.

Evelyn sintió que el piso no la sostenía y sin previo aviso una inmensa oscuridad cubrió su visión sobre ella.De lejos pudo escuchar gritos y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario