jueves, 22 de septiembre de 2016

Amor frágil.Capítulo 6


Capítulo 6
Adrian sonrió y la tomó en sus brazos para besarla como había soñado toda la noche.Ella se soltó tomando aire.
—Me ocultaste a mi hijo —dijo él con furia en su voz.
—No sabía que estaba embarazada cuando me sacaste de tú vida como una vulgar ladrona.
—Pasaron cinco años Evelyn.Perdí cinco años de la vida de mi hijo.
—¿Y qué pretendías que hiciera? —preguntó ella queriendo saber la respuesta de él.
—Debiste contarme que estabas embarazada —dijo pasando su mano por el cabello.
—No podía hacerlo.Por un lado te odiaba con toda mi alma y por el otro apenas teníamos para vivir.Cuando tuve que dejar de trabajar por ….
—¿Qué sucedió? —preguntó él angustiado.
—Sufrí mucho cuando nos dejaron en la calle y mi presión arterial subió por las nubes.Estabamos sin trabajo y sin dinero.No tienes idea de lo que pasamos…—dijo ella con lágrimas en sus ojos.
—Yo…
—Tú nada.Si no fuera por Milagros hoy no tendrías hijo —grito ella—.No te imaginas cuanto te odio y de mí sólo espera lo peor.
—Venganza —dijo él.
—Si Adrian.Lo que hice hoy es el comienzo.Años atrás te parecía bien que fuera tú amante sin que nadie supiera de mi existencia.Pero ahora no soy sólo yo sino que está Alejo y él se merece una infancia normal.
—Bien y dime ¿Qué merezco yo? .
—Sufrir como lo hice yo y tú hijo.Me vas a dar todo lo que me negaste.No seré tú secreto nunca más —dijo ella.
—¿Si me niego?.
—Si te niegas mi venganza te parecerá una fiesta de niños a comparación de lo que tiene planeado Milagros.
—Podría llevarte a los juzgados —dijo él en un tono bajo.
—Podría hacer de tú vida un infierno y que no vieras jamás a Alejo.
—Hay leyes Evelyn estás jugando a algo muy peligrosos—dijo él finalmente.
—Tengo poder, dinero y el apoyo de otras personas poderosas ¿Crees que la justicia me importa?
—Por lo visto no —dijo él resignado.
—Mejor vete acostumbrando a ser un hombre de familia —dijo ella sonriendo.
—Quiero subir a ver a mi hijo —dijo él cansado.
—Primero tenemos que arreglar muchas cosas —dijo ella—.Vamos a mi estudio.
Adrian la siguió enmudecido ante sus palabras.Era claro que Evelyn quería vengarse y creía que casarse con ella sería un castigo para él.Tenía que ser cuidadoso porque esa mujer lo enloquecía en todos los sentidos.El estudio era como ella,elegante sobrio y el sofá malditamente sexy al tacto.
—Toma asiento  así hablamos de nuestra boda—dijo ella.
—¿Qué tienes planeado?.
—Nos casaremos por iglesia y por civil en Mendoza donde Milagros tiene una estancia.
—Preferiría algo más sencillo.
—Pues te la aguantas cariñito porque toda Argentina se va a enterar que Adrian Castello es padre y marido.
—Nos vamos a hacer daño y nuestro hijo no saldrá ileso.
—El único que sufrirá serás tú —dijo ella sentándose a su lado—.Todos sabrán la clase de hombre que eras cuando salías conmigo.Es más, mañana sale en todas las revista la conmovedora historia de nuestro reencuentro.Para que estés avisado quedas como un desgraciado.Sufrirás Adrian.Pudimos haber sido tan felices, te amaba tanto…—dijo rozando sus labios.

De pronto Adrian la subió a su regazo y los besos fueron la forma de comunicarse reproches y tantas cosas que las palabras no podían expresar.

1 comentario:

  1. me mata de tristeza Evelyn esta demasiado herida, espero que Alejo no sufra, en cuanto a Adrian, pues no se lo que me parece, gracias Dani por la actualizacion, nos vemos en el proximo.

    ResponderEliminar