lunes, 15 de agosto de 2016

Máscara veneciana.Capítulo 25


Capitulo 25

El vuelo de Ben se demoro unas horas y llego por la noche a la casa de Allegra.Cuando bajaba del auto se quedo paralizado.Allegra despedia con un abrazo afectuoso a Thomas Lark, ella no pareció verlo y volvió a la casa.Furioso espero que Thomas se fuera y entro a la casa.Helen lo vio y le dijo.

―Señor Staci que gusto verlo aquí.

―¿Dónde está mi hijo? ―su tono era frió y cortante.

―Esta durmiendo.La señora acaba de terminar de cenar con el señor Lark.Su habitación esta en el segundo piso.

―Gracias Helen y por favor no quiero que nos molesten hasta mañana.

Ben subió corriendo a la habitación y la encontró mirando por la ventana.Cuando escuchó la puerta abrirse sus miradas se encontraron pero no logro decir nada porque Ben llego a su lado y la besó.Fue un beso apasionado que Allegra correspondió y se moría por que le hiciera el amor.

―Te advertí que eras mi Allegra.

Allegra lo miró sin aliento y dio un pequeño grito de placer cuando Ben le rasgo el vestido y la dejo desnuda.La llevo a la cama y se desvistió lo más rápido que pudo. Tenía que hacerla suya.Comenzó a besarla y torturarla con sus besos.Ella no tardó en suplicarle que la tomara

―Ben por favor.Te necesito.

―Es parte de tú castigo por dejarme y cenar con ese tipo.

―¿Que dices? ―lo empujo con sus manos pero fue inútil.

La besó de nuevo y perdió el poco control que tenía.Otra vez suplicaba no creía aguantar más el deseo.

―Te lo ruego te necesito en mí.

―Creo que ya aprendiste la lección mi vida.

Allegra cerró los ojos anticipando el alivio que sentiría pero por el contrario se tenso aun más.Ben entro en ella despacio, seguía torturándola.

―Maldita seas ¿No entiendes que te necesito en mi?.

―Voy entendiendo―su sonrisa iluminó la habitación.

Entró en ella con una poderosa embestida que lo dejo sin aliento.La estaba volviendo loca de pasión y mientras la embestía sus manos la acariciaban por todos lados.El orgasmo los alcanzó juntos.Ben apoyó su frente con la de ella y noto que lágrimas corrían por su rostro.Ella abrió los ojos y le dijo.

―Te amo.Sé que tu no sientes lo mismo pero no me importa,fui tan tonta al creer que me amarías.Voy a conformarme con lo que me das y voy a amarte por los dos.

―¿De qué hablas?

―Solo estas aquí porque crees que tenía un romance con Thomas―tomó sus rostro entre sus manos y lo besó―.No puedo perderte otra vez.Si no puedes quererme y solo nos une el sexo te tendré así.

Lo besó acercándolo lo más que pudo y se empujo en él.Ben gruño ante las sensaciones que esa mujer le provocaba.Minutos después un nuevo orgasmo los llevo al cielo y Ben no pudo evitar que las palabras salieran de su boca.

―Te amo Allegra.

Ella lo miró sorprendida y empezó a llorar descontroladamente.

―Mi amor tranquila.Se supone que el hecho de que te ame te tiene que poner feliz no triste.

Trató de calmarse pero solo lo consiguió después de unos minutos.Ben le acariciaba el cabello y ella seguía llorando, menos que antes,en su pecho.Se apartó de él y mirándolo a los ojos le preguntó.

―¿Me amas? ―él sonrió y la abrazó un momento luego le acarició el rostro.

―Siempre te ame pero tenía miedo de hacerlo.Ahora yo te preguntó a ti ¿Me amas? ¿Puedes perdonarme?.

Ella le dio una mirada con la que cualquier hombre se derretiría y él lo estaba haciendo.

―Te amo y no hay nada en este mundo que no pueda perdonarte.

―Gracias.Sé que no te merezco ni a ti ni a mi hijo pero prometo cambiar.

―Ben no quiero que cambies.Me enamore de ti así, este eres tú.Eres un hombre serio y respetable―se acercó sensualmente a él―pero muy apasionado.Solo tenemos que buscar un equilibrio entre tú carácter y mis locuras.

Se besaron abrazados durante varios minutos, mirándose a los ojos y compartiendo un momento mágico que siempre guardarían en sus corazones.

―Cuando Lorna me dijo que te fuiste me volví loco ¿Por qué lo hiciste?.

―Ben no quiero pelear esta noche.

―Necesito que me lo digas.

―Esta bien.Después de la noche que pasamos y de que te dijera que te amaba tú te fuiste sin despedirte de mi.Yo me dormí pensando que me despertarías con un “te amo Allegra” pero no fue así.

―Te herí tanto ¿Cómo puedes amarme?.

―Hace cinco años que te amó y no me iba a dar por vencida cuando el destino quizo que nos encontráramos ¿Por qué te fuiste así?.

―Recibí una llamada de Roma, hubo un problema de fraude en la empresa y tenía que ir de inmediato.

―Eso no justifica que te marcharas sin despedirte de mí

―Tienes razón.No sabia que decirte y para serte sincero tampoco encontraba la manera de afrontar ese”te amo” que me dijiste.Yo al igual que tú te amo desde hace cinco años.Claro que amarte a la distancia era fácil pero aquí contigo...

―Estoy un poco loca de amor claro.Fueron demasiadas emociones para ti―lo besó dulcemente.

―Gracias por entenderme pero me comporte como un adolescente. Jamás dudes de que te amo y siempre lo haré.

Se abrazaron y el deseo creció de nuevo en ellos.Tenían por delante toda la noche para hablar y hacer el amor.Allegra sonrió al pensarlo.

2 comentarios:

  1. Daniela , gracias por compartir tu talento con nosotras siempre espero más historias

    ResponderEliminar
  2. bueno va siendo hora que me reconcilie con Allegra, jaja, se acerca el fin y la voy a extrañar gracias Dani, nos vemos en el proximo.

    ResponderEliminar