miércoles, 8 de junio de 2016

Máscara veneciana.Capítulo 8



Capítulo 8 


Alessandro y Ben seguían abrazados cuando el niño se aparto para decirle

―¿De verdad eres mi papi? ―Allegra miraba la deslumbrante sonrisa de su hijo―. ¿Si mami?

―Él es tu padre Alessandro―lo abrazó y se sentaron en el sofá con el niño en el medio.

―¿Te vas a quedar para siempre? ―Ben esbozo una sonrisa que revelaba la respuesta.

―Claro que si Alessandro desde ahora seremos una familia nunca más nos separaremos―en ese momento miró a Allegra y ella no pudo evitar sonreírle.

―Alessandro te explicaremos todo cuando nos pongamos de acuerdo. Tú padre y yo tenemos muchas cosas de las que hablar pero quiero que estés tranquilo tu papi no se irá a ninguna parte. ¿Por qué no le muestras tu habitación?

―Vamos a ver mi habitación papi te mostrare todos los regalos que me dieron ayer. ¿También me trajiste un regalo? ―Ben miro con tristeza a la madre de su hijo dándose cuenta de lo ausente que estuvo en sus vidas.

―Mañana te traeré tu regalo―alzó al niño en sus brazos y pegó su nariz a la de el diciéndole.Lo que ocurre es que es demasiado grande y necesito un camión ―el pequeño rió abrazándose a él y cuando partían a su habitación Allegra se acercó y le dio un beso a su hijo. Ben la miró divertido y como si le leyera la mente también le dio un beso, se encontró riendo y feliz por primera vez en mucho tiempo. Se repetía mentalmente que estaba haciendo lo correcto.

Llena de felicidad sabía que tendría que hablar con sus padres y contarles la situación sólo que no sabía cual era. En ese instante miles de preguntas se acumularon en su cabeza: ¿Qué pasaría ahora? ¿Cuáles eran las intenciones de Ben? ¿Retomarían su relación o la empezarían? Los besos de Ben le hicieron olvidar todo, absolutamente todo pero ahora tendría una conversación con el. Sus padres interrumpieron sus pensamientos cuando entraron al estudio.

―El padre de Alessandro esta aquí―su padre sonaba molesto. Francesca a su lado parecía aterrorizada.

―Está con su hijo en la habitación mostrándole sus regalos―por una razón que no comprendía le imprimio a su voz un tono desafiante. Francesca lo notó esto de inmediato conocía muy bien a su hija.

―Allegra ¿Qué pasa? ―no podía dar marcha atrás esto era un asunto exclusivamente de ella y Ben

―Quiero que estén tranquilos nada malo sucederá, Ben no vinó a quitarme a mi hijo. Cuando él y yo resolvamos nuestras cosas se los haré saber―se iba a marchar para reunirse con ellos cuando su padre la detuvo agarrándole el brazo.

―Jovencita no nos hables así como si ... ―pero no termino la frase porque Ben se acerco y lo aparto de Allegra de manera posesiva.

―No voy a consentir que trate a su hija así en mi presencia.Por respeto a que son abuelos de mí hijo les contaremos nuestros planes pero no admitiré ninguna intervención de su parte

―Ben…―Allegra lo miró tratando de suavizar el clima tenso, mirando a sus padres les dijo―.Daremos un paseo con nuestro hijo volveremos por la tarde.

tomo a Ben de la mano y salió del estudio.

―Gracias por el apoyo, tus padres querían explicaciones y no soy un hombre afecto a darlas.

―La situación es muy complicada, no soy capaz de hablar con mis padres ahora. Grayson también me dejo mensajes quiere saber qué voy a hacer―Ben la tomo en sus brazos y le susurro al oído.

―Vamos a tu habitación princesa―lo miró y no dudo un instante en subir las escaleras con él. Allegra quiso hablar pero él le puso un dedo en los labios.

―Puedo comprender hasta cierto punto la preocupación de tus padres aunque sea injustificada pero con Grayson no tendré contemplaciones.

―¿A qué te refieres? ―Ben mostró su deslumbrante sonrisa al darse cuenta de la inocencia de la mujer que tenía enfrente.

―Hasta ahora hemos hablado un poco de nuestros sentimientos. Sabes perfectamente que nuestro encuentro fue obra del destino o de Dios. Soy un hombre de honor y haré frente a mis responsabilidades tanto para mi hijo como para ti.

―No comprendo ¿Qué tiene que ver eso con Grayson? ―ella seguí sin entender.

―Ayer le deje claro que no admitiría su presencia como mediador, le dije muy claro que solo contigo trataría los asuntos relacionados con nuestro hijo. Por lo visto no me hizo caso ¿me pregunto por qué? ―sonrió irónicamente

―Ya que hablas con toda claridad yo voy a hacer lo mismo no tiene sentido mentir cuando tus pensamientos no van del todo mal encaminados y te lo diré una sola vez si después no crees en mi no haré nada al respecto.

―Me parece un trato justo princesa.

―Grayson es mi mejor amigo, mi hermano.Desde que somos niños jamás nos hemos separado y no es solo una manera de decir.Él siempre vivió más en mi casa que en la suya e incluso cuando fuimos a distintos internados siempre nos veíamos o hablábamos todas las noches.Nos hicimos muy dependientes el uno del otro.Al crecer esa situación siguió y se convirtió en mi protector―Ben la miraba incrédulo y ella lo notó.

―El cree tener derechos sobre ti y mi hijo, algo que no voy a tolerar ―él se acerco lentamente haciéndola consciente de su presencia.

―Debes entender que el estuvo conmigo siempre. Durante mi difícil embarazo y mientras Alessandro crecía, además es su padrino. El conoce bien el lugar que ocupa en mi vida―se apresuró en dejarlo claro.

―Sé que no ocupa un lugar en tu cama pero ¿Lo ocupo alguna vez? ―Allegra decidió ser sincera

―Si una vez lo ocupo ―lentamente como un depredador la pegó a su cuerpo y la besó hasta dejarla sin aliento se aparto alarmado ante su reaccion.Tratando de recuperar la calma y acaricio su mejilla

―Discúlpame sé que no tengo derechos y…―pero antes de seguir ella le toco los labios con un dedo emulando lo que él había echo antes.

―No era virgen cuando nos conocimos. Cuando cumplí diecisiete decidí que quería perder mi virginidad pero no había nadie especial en mi vida y mis amigas siempre relataban como se arrepentían de su primera vez por lo cual le pedí a Grayson que hiciéramos el amor―ante esas últimas palabras los ojos de Ben se volvieron más oscuros pero continuo―.Él acepto y estuvimos juntos una sola vez. Nunca volvimos a tener relaciones, la noche que pase contigo como sabes fue planeada y él sabía mis planes. Siempre se sintió culpable más viendo como mi vida corría peligro los primeros meses del embarazo. Es lógico que se sienta sobre protector hacia mí. Ben podré tener veintitres años pero las decisiones de mi vida las tomó yo y jamás privaría a mi hijo de su padre.

―¿Qué esperas para ti? ―fue un susurro seductor ante el cual ella cerró los ojos afectada por su cercanía.

―No sé que esperar si te soy sincera es todo tan….

―Sorpresivo, increíble, maravilloso y todos los adjetivos que quieras pero no pueden expresar lo que siento al verte así frente a mi―Ben cerró los ojos y rozó sus labios suavemente para luego dar rienda suelta a una pasión devastadora.

Allegra ni se percato cuando la empujo prisionera contra la puerta. Respirando con dificultad intento hablar aunque las palabras no parecían querer salir de su boca. Lo intento de nuevo esta vez con éxito

―Eres mi sueño hecho realidad todo lo que podría esperar en una mujer. Te hable de mis sentimientos, expresaste los tuyos y sé que no quieras privar a Alessandro de su padre. Pues bien Alessandro y tú son lo más importante que tengo en el mundo, lo único que tengo. Cuando te vi ayer supe con claridad que no te dejaría escapar otra vez. Nos vamos a casar Allegra y no es una pregunta es un hecho.

Allegra intento decir algo pero el volvió a pegar su cuerpo al de ella y todo perdió sentido. Sus besos la estaban volviendo loca y cuando le beso el cuello creyó perder la poca cordura que le quedaba. Mientras las besaba Allegra escucho como una letanía que le decía.

―Eres mía princesa.Ahora vamos a buscar a nuestro hijo.―dijo él tomando su mano.

Eso ya lo sé Ben y veremos cuanto tiempo me lleva hacerte mío,dijo ella sin pronunciar las palabras en voz alta.Había algo en la actitud de Ben que le decía que las emociones lo estaban sobrepasando y debía ser cautelosa si no quería terminar herida
.

1 comentario:

  1. Gracias Dani, me encanta ver a Ben celoso espero conti el lunes besos, besos.

    ResponderEliminar