domingo, 18 de diciembre de 2016

Amor frágil.Capítulo 25


Capítulo 25
―Bueno mi trabajo aquí  está hecho―dijo bajando del auto―.Ahora te toca a ti.Suerte ―dijo besando su mejilla.
―Gracias por todo hermanita ―dijo abrazándola.
―Tonto ―dijo golpeando su hombro.
―Milagros…
―¿Si? ―se dio vuelta ella mirándola sonriente.
―Ten cuidado con Adriel.
―Puedes estar tranquila.Él no me hará daño será al contrario ―dijo riendo.
―Sabes que cuentas conmigo.
Adrian la vio subir a su auto mientras el chofer le abría la puerta.Por el momento dejaría las cosas así ya que tenía que solucionar los problemas con su esposa.Caminó directo al jardín donde encontraría a Evelyn.
―Hola ―dijo él y ella se sorprendió al verlo.
―¿Qué haces aquí? ―preguntó ella nerviosa.
―Creo que ha pasado mucho tiempo para que pensarás las cosas.
―No sabía que tenía cosas que pensar para mí todo está muy claro.
―No estoy de acuerdo.
―No es mi problema.
―Es nuestro problema ―dijo él con mirada sombría.
―Ya no hay nosotros porque de nuevo desconfiaste de mi ―gritó ella.
―Estoy aquí para encontrar una solución a nuestros problemas―volvió a repetir él.
―No hay solución.Renuncié a mi venganza por ti y me puse en contra de mis amigas por tú culpa.
―Hoy tuve una larga conversación con  Milagros.
―¿Qué? ―preguntó ella sorprendida y angustiada porque Adrian se acercaba peligrosamente a ella y su perfume la estaba volviendo loca.
―Ahora somos amigos y la protegeré como si fuera mi hermana pequeña ―dijo él sonriendo.
―No puedo creerlo ―apenas dijo.
―Pues créelo porque si ella me acepto tú puedes hacer lo mismo ―dijo sonriendo de forma tan atractiva.
―No sonrías así ―dijo cerrando los ojos y derritiéndose de amor.
―Voy a utilizar todas las armas que tenga porque lo que hice fue imperdonable.
―¿Aceptas que soy inocente?.
―Sí, admito que me equivoque por eso estoy aquí.
―Eres muy ingenuo si piensas que voy a perdonarte por segunda vez.
―No tienes otra opción porque esta vez no voy a dejarte ir.
―¿Quién te crees que eres? ―dijo furiosa.
―El hombre que te ama.
―Parece que lo olvidas con mucha facilidad porque a la primera piensas que soy lo peor del mundo.
―Soy humano Evelyn y como tal cometo errores.
―Es la segunda vez que los cometes conmigo.
―Y estoy seguro de que en el futuro también me equivocare en muchas cosas porque te amo.
―¿Qué clase de amor es ese? Porque no sabes cómo hiere maldita seas ―dijo gritando.
―No es bueno que te alteres ―dijo tranquilo.
―Te apareces aquí y me dices esto de lo más tranquilo como si fuera una pelea de recién casados pero no es así Adrian.Es la segunda vez que me haces esto.No puedo perdonarte.
―No te pedí que me perdonarás.Somos adultos y creo que puedes entender que en otras circunstancias nuestra relación sería distinta pero cuando Adriel nos informó que Milagros compró la empresa de inmediato pensé que era con tú ayuda ya que tú eres su asesora legal.
―Milagros me hablo de una compra y la asesore como siempre pero no sabía lo que planeaba  además si ella no hubiese comprado Inversiones del Sur todo estaría perdido.
―En esos momentos no vi las cosas con claridad.Mi amor por ti me ciega siempre fue así pero hace cinco años no era capaz de aceptarlo.Hoy soy mucho más maduro y puedo hacerlo.
―Me alegro por ti pero eso no cambia nada.
―No digo que cambia nada pero no voy a dejarte ir ―dijo tomando el rostro de ella en sus manos―.Te amo y tú me amas.Puedes negarlo todo lo que quieras pero es así.Está no es una novela donde los protagonistas no tienen defectos y son felices por siempre jamás.
―Vete al infierno ―dijo ella enojada.
―Es la verdad.¿Qué querías que dijera?.
―Tendrías que haberme pedido perdón de rodillas.
―Oh no te preocupes estuve de rodillas o más bien tirado en el suelo.
Evelyn sintió una opresión en el pecho y su hijo se quejo dando una patadita.

Adrian tocó su vientre sonriendo al sentir la presencia de su hijo entre ellos calmando la angustia de tenerla cerca y tan lejos.Sonrió pensando en que por nada del mundo la perdería.

1 comentario:

  1. Siempre que esta por terminar una historia tengo sentimientos encontrados, quiero saber el final y al mismo tiempo no quiero que acabe... Lo bueno es que tenemos 2 historias mas en ciernes, te felicito Daniela cada dia escribis mejor, gracias por compartir tu arte con nosotras, hasta el proximo, besos.

    ResponderEliminar