domingo, 4 de septiembre de 2016

Máscara veneciana.Capítulo 29

Capitulo 29



Un mes después la vida de Allegra no podía estar mejor. Tenía un hijo que adoraba, un esposo amoroso y unos amigo increíbles.Hasta sus padres habían cedido ante el encanto del “verdadero yo” de Ben.

Fue un mes intenso entre la boda de Helen y Steven más los compromisos de las empresas.Si bien Grayson era el presidente de las empresas Cooper, Allegra siempre lo ayudaba.Al principio fueron una o dos horas pero después fue todo el día.Ben no se quejaba y la entendía.

Un sábado por la tarde la casa de Ben y Allegra tenía a todas las personas que amaba en el mundo.Se quedó en el portal del jardín y miró a las personas que la rodeaban.Los amaba incondicionalmente ya que ellos era las personas que la querían y la entendían.A veces estaba llena de contradicciones, la niña mimada que fue se mezclaba con la mujer de negocios ,la madre y la mujer que era en brazos del hombre que amaba.

Sus padres hablaban muy risueños con Ben quien tenía a Alessadro en brazos.En una de las mesas estaban Helen y Steven,los recién casados.Allegra nunca se olvidaría de los nervios que ella y Ambar pasaron al preparar la fiesta en su casa.Si bien contrataron el mejor servicio de Londres ella sentía que la boda de Helen debía ser especial ya que era su amiga y la ayudo en el peor momento de su vida cuando su embarazo corría peligro.A Steven también lo consideraba un amigo.En la misma mesa estaban Grayson y Ambar igual de enamorados.Su boda fue una auténtica locura dos semanas atrás.Ambar estaba muy nerviosa y Allegra y Helen la contuvieron.La boda fue hermosa pero muy agotadora y aunque contrataron el mismo servicio que en la boda anterior muchas cosas las hicieron ellas.La boda de Grayson era muy especial,su mejor amigo,su hermano se casaba y ella quería estar presente en cada detalle.Y así lo hizo pero dos bodas seguidas, la presión de la empresa y su matrimonio le empezaron a pasar factura días después.Cuando se disponía a reunirse con su familia se sintió mal y se agarro el estomago.Encontró los ojos negros de Ben y fue lo último que vio antes de sumirse en una oscuridad que le parecía muy conocida.

En la clínica Ben era un león enjaulado y Colin se acerco a consolarlo.

―Su hija va a matarme del susto uno de estos días.

―Tranquilízate va a estar bien ya ves que el médico dijo que solo fue un desmayo y tenemos que esperar los análisis.

Pero Ben no se olvidaría jamás de la imagen de Allegra sin conciencia y la agonía que sintió cuando no reaccionaba.Se dejo caer en una silla y lloró abrazado a Colin.

―Tranquilo hijo todo saldrá bien.

Francesca lo vio y le tomó las manos.

―Colin tiene razón hijo mío―le secó las lágrimas y aunque quería seguir llorando por Allegra y por el afecto de sus padres se recompuso.

―Lo siento debería ser yo el más tranquilo.

Grayson apareció con una sonrisa en el rostro que contrastaba con las caras de las tres personas que tenía enfrente.

―Alessandro está tranquilo ahora. Helen y Steven lo están cuidando bien.Saquen esas caras de tragedia recién me encontré con una enferma y me dijo que Allegra esta conciente.Ben se levantó y lo abrazó.

―Gracias.

―Ben de verdad debes tranquilizarte o tú serás quien deba ser internado.

―Si tratare―pero no podía y cuando se dio vuelta el médico venia―.¿Como esta mi esposa?.

―Señor Staci su esposa está bien pero usted debería tomar un calmante.

―¿Qué le sucedió?

―Es normal que se desmaye en su estado. Su esposa está embarazada.

Ben se quedó sin palabras y de pronto se vio envuelto por los brazos de Colin y Francesca.

1 comentario:

  1. Allegra embarazada, si que me la hiciste Daniela, ahora no la puedo odiar mas, no seria correcto, jaja, muero por el final, y me como las uñas de anticipación pensando en la próxima historia. Un abrazo hasta el próximo.

    ResponderEliminar